La bicicleta postulada como patrimonio inmaterial de Bogotá

El Consejo Distrital de Patrimonio Cultural aprobó la postulación de la bicicleta para ser incluida en la Lista Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial en la capital.

La postulación fue presentada por el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC), la Secretaría Distrital de Movilidad y la Secretaría Distrital de la Mujer en un trabajo participativo con la ciudadanía, colectivos de ciclistas y diferentes actores institucionales y comunitarios.

Aunque no se conoce el año exacto en que rodo la primera bicicleta en la ciudad, desde su llegada a finales del siglo XIX esta se ha convertido en uno de los medios de transporte más usados en Bogotá. La bici paso de ser de uso exclusivo para ciertos grupos sociales que podían acceder a ella como un “Objeto de lujo”, a una popularización y uso por miles de ciudadanos en la capital.

A comienzos del siglo XX la Policía y la Administración Postal adquirieron flotas de biciclestas para su trabajo, lo que hizo que dejaran de ser de uso para las clases más altas y que en 1923 existiera un estimado de 866 bicicletas.

Historicamente Bogotá se ha destacado como una ciudad líder y ejemplo para la región por el uso de la bici y actualmente en la ciudad se realizan más de 880 mil viajes diarios en ella, una cifra que va en aumento por la implementación de diferentes ciclorutas que cuentan con 593 kilometros, además de la red de cicloparqueaderos que dispone de 50 mil cupos de estacionamiento.

La bicicleta no solo es reconocida como un medio de transporte, sino como una herramienta de trabajo y de transformación social para disfrutar y recorrer el espacio rural y urbano.

La cultura de la bicicleta ha acompañado la transformación de la capital y ha configurado formas propias de entenderla, habitarla e imaginarla. 

Secretaría de Movilidad, 03/08/2022

El aval por parte del Consejo Distrital de Patrimonio Cultural para postular la bici como patrimonio inmaterial de la capital representa un reconocimiento de su aporte cultural que cada vez cobra fuerza en las experiencias votales, identitarias y colectivas de Bogotá y da vía libre a la formulación del Plan Especial de Salvaguardia (PES) de la ciudad.


Quizás te interese:

Se cae la Ley que aplazaba el vencimiento masivo de licencias

No votes yet.
Please wait...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Categorías